http://vermodje.top-roids.com/product/testover-a-vermodje/">testovar

Los ochenta años de Joan Baez

Publicado el enero 13, 2021

Joan Baez llega a unos esplendorosos 80 años y me sumo a las felicitaciones con un texto biográfico que publiqué en 1995 para una colección de grandes voces de la música popular

images

JOAN BAEZ

descarga (4)

Por una parte estaba su voz, una voz nítida con tesitura de soprano que llamaba poderosamente la atención.

Por otra estaba lo que representaba, la lucha por la paz y por la igualdad social y la defensa de los pueblos oprimidos

Joan Baez nació el 9 de enero de 1941 en Staten Island, Nueva York. Su padre era un físico de ascendencia mejicana y su madre, maestra de profesión, provenía de una familia irlandesa. Este mestizaje quedó reflejado en las exóticas facciones de su rostro que en más de una ocasión, durante su infancia, fueron objeto de burla, debido a los prejuicios raciales contra los que ella tanto lucharía.

En su familia siempre existieron inquietudes culturales –su padre tenía un puesto en la UNESCO— unidas a profundas convicciones  religiosas –su abuelo materno era pastor de la iglesia presbiteriana y el paterno seguía el rito metodista mejicano—condicionamientos ambientales que ejercieron una poderosa influencia en el carácter de la niña y que con los años se traduciría en una preocupación por los problemas sociales y humanitarios. Tras finalizar sus estudios primarios, se matriculó en música y biología en la universidad de Palo Alto, California, donde empezó a tomar contacto con los movimientos juveniles intelectuales y a concienciarse del largo camino a recorrer en favor de la igualdad de razas.

Siendo aún una adolescente, su familia decidió mudarse a Boston donde empezó a estudiar arte dramático y a interesarse por el incipiente movimiento del nuevo folk. Su modelo en ese momento era la cantante Odetta de quien grabaría varios temas en el futuro. Con canciones de aquella artista y otros temas tradicionales de folk empezó a tocar en pequeños locales y llegó a presentarse en el Harvard Square Folk.

Fue en Chicago donde el nombre de Joan Baez empezó a correr de boca en boca entre el movimiento estudiantil. Sin habérselo planteado se encontró, a los dieciocho años, interpretando una canción popular, “Eastdescarga (2) Virginia”, ante quince mil personas en el primer festival de Newport que supuso el definitivo despegue de su carrera. Allí dejó bien perfiladas las líneas maestras de su estilo, que se mantendrían en el futuro sin apenas modificaciones. Al verla en Newport, un ejecutivo de la poderosa Columbia le ofreció un contrato, pero ella pensó que eso era como traicionar su pureza y prefirió firmar con un pequeño sello de prestigio, esto no le perjudicó en absoluto ya que las multinacionales se encargaron de distribuir sus trabajos en todo el mundo.

En 1960 grabó su primer disco integrado principalmente por canciones tradicionales inglesas y americanas. Son ilustrativas las palabras que en la contraportada del disco servían para presentar a la artista debutante: “Joan Baez pertenece a la “nueva ola” de los jóvenes cantantes folklóricos que se sienten en desacuerdo con la moda de los arreglos y las orquestaciones excesivamente complejas en la música folk”. Realmente ese álbum, con el acompañamiento de su guitarra y con el único refuerzo de Fred Hellermann a cargo de una segunda guitarra, respondía a ese concepto. En ese L.P. encontramos temas como “Silver dagger”, “East Virginia”, “House of the rising sun” y dos temas que siempre figurarían en su repertorio: “Donna, donna” y “El preso número nueve”. En 1962 el huracán Joan Baez se había desencadenado, la revista “Time” le dedicaba su portada y conseguía la hazaña de llegar a situar simultáneamente tres discos en las listas de éxito americanas.

En 1963 volvió a  aparecer en Newport cantando “With good on their side” y “We shall overcome”. Sobre el escenario estaban también Peter Paul & Mary, Freedom singers y un debutante llamado Bob Dylan junto al que participaría en el verano de ese mismo año en la Marcha sobre Washington que, con Martin Luther King al frente, se manifestó por los derechos civiles. A partir de ese momento su lucha por los derechos humanos fue incesante. Con su guitarra, su voz y su negra melena al viento, fue la imagen más emblemática de una juventud idealista que disfrutaba encontrándose en amplios recintos para darse la mano y corear canciones a favor de la paz y contra la discriminación social y racial. En 1964 se negó a pagar los impuestos para sustentar la guerra del Vietnam y fue procesada judicialmente. Poco después fue detenida, acusada de participar en las manifestaciones de la Universidad de Berkeley. Un año después fundó el Instituto para el Estudio de la no violencia, en Carmel, California. En 1967 pasó unos meses entre rejas, junto a su madre y su hermana Mimí, por oposición a la autoridad en el transcurso de una manifestación.

images (1)Con todas esas vivencias no es de extrañar que en 1968 ya tuviera cosas que contar en su autobiografía, “Daybreak”. Dos años más tarde su vida sería también llevada al cine con el título “Carry it”. Por esas fechas se casó con David Harris, un popular activista político y de aquella unión nació su hijo Gabriel Earl, en diciembre de 1969. David Harris fue encarcelado durante tres años por negarse a ir a la guerra del Vietnam, Joan apoyó su causa e incluso se fotografió con él en la portada de un disco. Sin embargo, tras su liberación, Harris no quiso volver con Joan y se separaron amistosamente en 1971. Ese año Joan publicó el L.P. “blessed are” que incluía su versión del tema de Robbie Roberston –líder del grupo The Band— “The night drove old Dixie down” que se situó en los primeros puestos de las listas. Esa canción se apartaba de las melancólicas baladas y hacía que la música de Joan Baez entrara de lleno en los canales más comerciales sin por ello bajar el listón de la calidad.

Durante los años setenta Joan Baez dio su apoyo a Amnistía Internacional y actuó a favor de causas humanitarias en cualquier rincón del planeta, no en vano se ha definido siempre como una “ciudadana del mundo”. En 1979 fundó Humanitas Internacional, una organización en favor de los derechos humanos que promovía la amnistía para los presos políticos del Vietnam y mostraba su repulsa hacia el gobierno de Reagan por su política en América Central.

En el aspecto artístico su carrera se vio afectada por su paso de la discográfica Vanguard a A & M Records. Al fichar por esta nueva compañía, su música viró hacia planteamientos más comerciales en cuanto aldescarga (5) tratamiento de las canciones se refiere. Si en directo seguía habitualmente acompañándose ella misma a la guitarra, en los discos vestía las canciones con arreglos orquestales más elaborados. Uno de los álbumes más populares de esta nueva etapa fue el que grabó en español en 1974, “Gracias a la vida”, donde además del tema de Violeta Parra que daba título al disco encontramos también el combativo “No nos moverán”; “Llegó con tres heridas”, un poema de Miguel Hernández musicado por Joan Manuel Serrat quien incomprensiblemente no figura en los créditos del disco; “Te recuerdo Amanda”, de Víctor Jara… También recuperó para este disco una de los temas más asociados a su nombre, “El preso número nueve”. Con este álbum, Joan Baez saldaba una deuda con la rama paterna y el público latino se lo agradeció convirtiéndolo en un disco millonario.

Recordemos algunos de los autores y de los temas más famosos a los que Joan Baez puso su inconfundible sello: “Farewell Angelina”, “The night drove old Dixie down”, de Robbie Roberston,  “There buth for fortune fortune”, de Phil Ochs; “Help me make it through the  night”, de Kris Kristofferson; “Colours”, de Donovan; “Dangling conversation”,de Paul Simon; “Donna donna”, tomada del folklore judío; “La marcha de Sacco y Vanzetti”, cuya música, firmada por Ennio Morricone, se utilizó en la película del mismo título; “Eleanor Rigby” y  “Let it be”, de Lennon y McCartney; etc. Mención aparte merece, por su cantidad y calidad, el repertorio de Dylan (“Love is just a four-letter word”, “Blowin’ in the wind”, “I pitty the poor immigrant”, “A hard rain’s a-gonna fall”, “It ain’t me, babe”.

descarga (3)Pero Joan Baez no es sólo una voz en un pedestal, ha permanecido en activo hasta la actualidad, editando discos y realizando conciertos en Europa y América, si bien la mayor parte de su tiempo lo ha dedicado a sus preocupaciones sociales y políticas. En 1989 grabó el  álbum “Speaking of dreams” en el que cantaba a dúo con Paul Simon, Jackson Brown y hasta se permitió una versión rumbera de “My way”, junto a los Gypsy Kings. En 1992 editó su último álbum hasta la fecha, “Play me backwards”.

©Antonio Subirana