En la muerte de Jerry Lee Lewis

Publicado el noviembre 01, 2022

Con motivo de la muerte de este pionero del rock’n’roll, el 28 de octubre de 2022, recupero la biografía que escribí en 1995 para una colección de figuras de la música popular del siglo XX.

JERRY  LEE  LEWIS

“THE KILLER”

Jerry Lee Lewis ha afirmado en muchas ocasiones que él es el auténtico rey del rock & roll. Nadie más que él se atrevió a otorgarse ese título en vida de Elvis Presley.  “A rey muerto, rey puesto”, dice el refrán, y en este caso parece cumplirse porque nadie duda de que “El Asesino” es el superviviente del grupo de pioneros del rock & roll con más derecho al trono aunque, a diferencia de Elvis, reina pero no gobierna.

Un chico rebelde

Jerry Lee Lewis nació el 29 de septiembre de 1935, en Ferriday, Louisiana, en una pequeña comunidad campesina a orillas del Mississippi, donde fue educado en la iglesia pentecostal. Era hijo de un modesto carpintero, Elmo, que le enseñó los primeros acordes en el piano, a los ocho años. Sin embargo su vocación musical se despertó en el coro de la iglesia, cantando góspel. Pronto se sintió inclinado hacia otros instrumentos, principalmente el piano, pero también el acordeón, la guitarra y el violín demostrando una facilidad para la música innegable. Esta gran vocación musical fue inversamente proporcional a la  religiosa que pretendían imbuirle los pastores del Assembly Good Bible de Waxahatchie, Texas, de donde fue expulsado definitivamente en vista de su rotundo fracaso académico y de su constante rebeldía. Tuvo entonces que buscarse la vida desempeñando diversos oficios como el de vendedor ambulante.

Del country & western al rock & roll

Sus orígenes musicales hay que buscarlos en el country & western. En 1949  obtuvo su primer contrato para tocar el piano en la feria del automóvil celebrada en  Natchez, poco después se presentó en el club “Blue Cat” y se dio a conocer en las emisoras locales. Tocaba el piano y la batería en pequeños garitos y clubes de alterne de Louisiana donde se familiarizó con el “boogie” de los pianistas negros.  La fiebre Elvis decantó su carrera hacia el rock & roll para volver al country a finales de la década prodigiosa, como veremos más adelante.

No cabe duda de que Lewis fue el primer y más espectacular pianista que tuvo el rock & roll. Por ello se le asoció también con el honky tonk, la única música country que admitía el piano. En 1956 presentó una maqueta en la mítica Sun Records, de Memphis, que ya había cobijado los albores de la carrera de Elvis Presley, Johnny Cash y Roy Orbison. El director de la Sun, Sam Phillips, había dejado escapar a Elvis a R.C.A. y buscaba a alguien que pudiera ocupar su puesto. Al principio, el estilo vaquero de Lewis no convenció a Phillips que sólo quería oír hablar de rock & roll. En las primeras maquetas figuraba una versión de un clásico del country, “Peace in the valley”, que llegaría a editarse años más tarde. Jerry vislumbró por donde iban los tiros y, como no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad, volvió a la discográfica al cabo de un mes con lo que su director quería escuchar. Así, sin más dilación, grabó su primer single que incluía “Crazy arms” y “End of the road” consiguiendo una aceptación moderada.

“Gran bola de fuego”

Sólo un año más tarde llegaron sus primeros éxitos, “Whole lotta shakin’ goin’ on” que le convirtió en la estrella del boogie blanco, a raiz de su aparición en el programa televisivo de Steve Allen, y “Great balls of fire”, el tema que más le identifica, incluído en la banda sonora de la película “Jamboree” en la que él mismo participó.

Estos éxitos millonarios le convirtieron, de la noche a la mañana, en una superestrella que gustaba de  exhibirse en lujosos Cadillacs, despertando oleadas de admiración.

En 1958  volvería a situarse en las listas de éxitos, primero con “Breathless” y  después con “High school confidential”, título homónimo de su segunda película.

El hecho de que Lewis procediera de la misma discográfica que Elvis Presley, acentuó una falsa imagen de segundón que no hubiera tenido si ambos artistas fueran de escuderías diferentes o si hubieran aparecido al mismo tiempo, pero en el momento en que apareció “El Asesino” “el Rey” era ya mucho “rey” y su “Heartbreak hotel” coronaba la cima de las listas de éxitos americanas.

El malabarista del piano

Lewis fue el primer y más espectacular pianista que tuvo el rock & roll, se significó por su alocada manera de tocarlo. Desarrolló el estilo ”pumpin“ que consistía en que mientras la mano diestra ejecutaba “glissandos” interminables, la izquierda mantenía el ritmo de “boogie”. Cada interpretación era un despliegue de gestos grandilocuentes y violentos y un recital de posturas inverosímiles.  Cualquier parte del cuerpo servía para producir sonidos en el teclado: brazos, codos, puños, pies…incluso las manos. Parece como si desde el principio viera claro que, al no disponer de la presumible facilidad de movimientos que tenían sus compañeros con la guitarra, tenía que poner todo de su parte para luchar contra el estatismo del piano. Era un showman completo, dispuesto a todo por llamar la atención. Cantaba o vociferaba de pie apoyado sobre el piano que martilleaba incansablemente y que a veces acababa por romper ante la masa enfebrecida convirtiéndose, de este modo, en el primer músico que acababa con su herramienta. En cierta ocasión en que le hicieron actuar de telonero de Chuck Berry, llegó a prenderle fuego a su instrumento creyendo  que con ello reventaría la actuación de su colega. Todas estas brutalidades escénicas le valieron el apodo de “Wild man” (“Hombre salvaje”). Esta conducta un tanto abestiada tenía continuidad fuera del escenario, los hoteles sureños decidieron vetarle la entrada debido a su nefasta costumbre de romper cosas “para liberarse”.

Con él llegó el escándalo

Su matrimonio, en 1958, con una muchacha de trece años llamada Myra Gail Brown, le confirió una imagen de corruptor de menores y su actitud fue tachada de escandalosa. Para más inri, la chica era pariente suya (hija de su primo, que a su vez era el bajista del grupo) y al parecer Lewis no había conseguido aún el divorcio de su segunda esposa, lo que añadía más morbo al asunto.


Jerry Lee Lewis con su prima Myra, que fue su esposa con 13 años.

Sufrió entonces el boicot implacable de una parte del público, principalmente en Inglaterra donde se disponía a emprender una gira que se vio obligado a suspender cuando se hizo pública la noticia. Sin embargo esta anécdota personal hizo que su figura se hiciera muy popular, trascendiendo al ámbito musical en el que le costó volver a levantar cabeza. La verdad es que lo que hizo era una costumbre sureña bastante extendida, pero el público la interpretó fuera de su contexto tachándole sin piedad de inmoral y depravado. El propio Jerry se había casado por primera vez a los quince años y esta era ya su tercera experiencia matrimonial, a los dieciocho años lo había intentado de nuevo. El motivo real de tanto rechazo hay que buscarlo en el rock & roll que en sí mismo era visto, por el público mayoritario y conservador, como una degeneración para la juventud. Los avatares personales de Lewis fueron presentados como la prueba irrefutable de tal afirmación y al pobre le tocó pagar el pato. Así Jerry Lee Lewis fue lanzado a la cuneta justo cuando los pioneros del rock & roll, él incluido, estaban en su apogeo. Pero Lewis no era producto de un boom, era un artista total como demostró enseguida que le dejaron.

Vuelta a las raíces

En 1960 intervino en su tercera película, “Young and deadly”, que no logró sacarle de su ostracismo. Un año más tarde, lanzó uno de los temas más célebres de Ray Charles, “What’d I say”, y empezó a recuperar el éxito perdido.

Su carrera experimentó un cambio notable en 1963, año en el que fichó por el sello Smash (filial de la discográfica Mercury dedicada al country). Su vuelta a las raíces marcó una etapa menos agresiva, con álbumes como “Country songs”, “Return of rock”, “By request” o “Soul my way”. Sin embargo no empezaría a recoger los frutos de esa cosecha hasta finales de la década, apuntándose entonces grandes éxitos con temas como “Another time, another palce”, de 1967 ;  “What’s made Milwaukee famous (Has made a loser out of me)”, de 1968, y “She even woke me up to say goodbye”, en 1969.

En esta época se apuntó un nuevo tanto con su interpretación del personaje de Iago en la versión rock del Otello shakespeariano, que se llamó “Catch my soul” y se estrenó en el Music Center de Los Ángeles.

Decadencia y resistencia

Durante toda esa década y parte de la siguiente se cimentó una fama de hombre conflictivo. El uso y abuso de drogas y alcohol menguaron su salud y  su afición a las armas le metieron en algún buen lío. Todo esto mezclado hacía un cóctel explosivo que le llevó a montar tristes espectáculos, cuando no hilarantes. No le faltaron por ello actuaciones en locales de Las Vegas y en el circuito de música country. Grabó nuevos discos para Mercury con aciertos como “Chantilly Lace” y “Middle age crazy”.

Los  problemas de Lewis fueron también económicos cuando hacienda empezó a reclamarle dinero hasta que finalmente, en 1988, tendría que declararse en bancarrota.

Su vida se serenó algo en 1978 cuando firmó un nuevo contrato con la casa Elektra con la que editó interesantes álbumes, a pesar de que sus relaciones fueron tensas. Paralelamente, coincidiendo con la primera oleada de “revival”, sus viejos éxitos se reeditaron y la historia se encargó de otorgarle el lugar que merecía en el mundo del rock & roll. Pero él, a pesar de la nueva fama que la nostalgia se encargaba de reverdecer, en vez de aprovechar el filón siguió dedicándose a la música country consiguiendo grandes éxitos con “Rockin’ my life away”, “When two worlds collide” y “Who will the next fool be”.

En 1981 se temió seriamente por su vida cuando fue ingresado, por una afección hepática, para ser sometido a una importante operación. La intervención fue un éxito y al poco tiempo estaba nuevamente brincando en los escenarios, si bien tuvo que reducir su actividad, aunque no su ímpetu, y sus grabaciaones se espaciaron considerablemente.

Su personaje volvió a la actualidad en los años ochenta gracias a la película de Orion Pictures, “Great balls of fire”, dirigida por Jim McBride y protagonizada por Denis Quaid. El film, basado en su biografía, recogía el año y medio que Lewis estuvo casado con Myra.

En la actualidad Jerry Lee Lewis sigue apareciendo en el escenario con una asombrosa dignidad, su imagen no pretende ocultar el paso del tiempo ni la huella de los malos momentos vividos, pero aún le queda aliento para emular muy convincentemente al héroe que fue.

Un cúmulo de desgracias

 Su vida personal ha tenido en los últimos años momentos de gran dramatismo. Después de que en 1971 se divorciase de Myra, que se fue con el detective que había indagado en las repetidas infidelidades de Lewis, contrajo matrimonio con la ex-mujer de un policía que moriría ahogada en la piscina de su casa en 1982. Trágico final  tendría también su quinta esposa que murió por sobredosis de droga dos años después.

En la actualidad Jerry Lee Lewis reside en Nesbit, Mississippi, en compañía de su sexta esposa Kerrie McCarver, con la que contrajo matrimonio en 1984 cuando ella contaba veintidós años, y de su tercer hijo —tuvo otros dos que murieron, también de forma trágica— Jerry Lee Lewis III, nacido en 1987. Dedica la mayor parte de su tiempo a la vida hogareña aunque afirma que seguirá tocando rock & roll hasta que muera.

El vasallo que intentó arrebatar la corona al rey

La rivalidad entre Elvis Presley y Jerry Lee Lewis podemos considerarla una auténtica obsesión para el segundo. Así relata el poropio Lewis como conoció a Presley en los estudios de la Sun, en Memphis : “Estaba sentado al piano y no quiso levantarse para dejarme tocar, me dijo que iba a ser el rey del rock & roll y yo le contesté: yo también”

Presley basaba su estilo en la sugerencia, con movimientos de cadera no demasiado sutiles, ciertamente, pero sí insinuantes, en cambio Lewis iba directo al grano, hostigaba a la audiencia a entrar en trance, no les dejaba respirar un momento, todos los ojos debían seguirle a cada instante. Físicamente Lewis tenía menos sexy para las adolescentes, pero su planta de galán y su mechón rubio gustaba por igual a ellos que a ellas. A pesar de que Lewis afirma que por encima de su rivalidad profesional estaba su amistad personal, no tiene reparos en asegurar que él es el vencedor porque Elvis ya no está y por lo tanto es a él a quien le corresponde la corona que no cree heredada sino más bien le fue arrebatada durante un tiempo.

Esta lucha de titanes adquirió un tinte grotesco cuando Lewis fue acusado de apuntar con una pistola a la fachada de la casa de Elvis aunque, según la versión de Lewis, esta leyenda fue el producto de un mal entendido.

Antonio Subirana

Los espléndidos ochenta año de Barbra Streisand

Publicado el agosto 27, 2022

Esta año 2022 Barbra Streisand ha llegado a octogenaria. Para celebrar su cumpleaños recupero un perfil biográfico que escribí en 1995 para una enciclopedia de las grandes voces del siglo XX.

BARBRA  STREISAND

La razón de su increíble éxito no hay que achacarla sólo a su portentosa voz, a su personalísima imagen o al simple hecho de querer hacer las cosas bien. Barbra Streisand ha llevado hasta las últimas consecuencias su obsesión por el perfeccionismo, precisamente porque estaba bastante cerca de lo que podemos considerar perfección, un aspecto siempre relativo en todos los ámbitos de la vida pero aún más si cabe en los que hacen referencia al mundo artístico. A esto, añade su constante afán por explorar  territorios desconocidos y por coronar las cimas más altas en cualquier proyecto que se proponga. Todo sin dejar de ser ella misma, imponiendo su personalidad, empezando por desafiar a aquellos que le aconsejaban que retocara su imponente nariz.

Por el 80 cumpleaños de Barbra Streisand: The Greatest - Teknomers Noticias

Barbra Joan Streisand nació el 24 de abril de 1942, en Nueva York, concretamente en el barrio de Brooklyn, donde empezó a hacer sus pinitos como artista. Su ilusión era convertirse en actriz, cantar era sólo una afición que se le daba bien. Este orden de prioridades personales no ha cambiado con el paso del tiempo, a pesar de que sus triunfos en el campo de la música han sido superiores a sus logros en el cine. Fue a raíz de ganar un concurso para nuevos valores en un club de homosexuales que empezaron a surgirle contratos como cantante.

En poco tiempo logró introducirse en los musicales de Broadway y en 1961, por una casualidad, le llegó la hora de demostrar su talento en una obra de Harold Rome, “I can get it for you wholesale”, que tuvo el aplauso unánime de la crítica. Su primera grabación corresponde a la banda sonora del mencionado musical, al que siguió un nuevo álbum, también con temas de  Rome.

En 1962 la casa Columbia le grabó su primer disco en el que ella era ya el principal reclamo, “The Barbra Streisand album”, que se convertiría en un importante éxito de ventas y obtendría un “grammy” al mejor disco de 1963. Esta obra de debut incluía su primer éxito antológico, Happy days are here again, que le valió otro “Grammy”, a la mejor solista femenina.

Después de grabar un nuevo álbum y de presentarse en los mejores escenarios, en 1964 llegó otro musical de Broadway, “Funny girl”, que le consagró meteóricamente como una completísima y virtuosa artista,

funny girl
Con Omar Sharif en ‘Funny Girl’

recibiendo el aplauso generalizado del público y de la crítica. A esta obra corresponde el famosísimo People y Don’t rain on my parade, de Merrill y Styne. En 1967 protagonizó junto a Omar Shariff la versión cinematográfica de la obra, a la que se añadirían nuevas piezas a la banda sonora original como Second hand rose, de Clarke y Manley, y el eterno My man, de Yvain y Pollock. Tan afortunado como su debut discográfico fue su primera incursión en el cine ya que “Funny Girl” le supuso un “Oscar“ a la mejor actriz en 1968, compartido con Audrey Hepburn.

En 1969 llegó el segundo hito de su carrera con su interpretación cinematográfica del musical “Hello Dolly”.  A pesar del éxito obtenido con esta película, en sus siguientes trabajos para el cine quiso alejarse del esquema de actriz que canta, si bien en muchas ocasiones se ocupaba ella de la banda sonora, este es el caso de “Tal como éramos” (“The way we were”) (1973), donde compartió protagonismo con Robert Redford.

Las películas musicales más importantes de la década fueron “Funny lady”(1975) -secuela de “Funny girl”- y “Ha nacido una estrella” (“A star is born”) (1976). En esta última tenía como compañero al reconocido cantante country Kris Kristofferson y el tema central de la película, Evergreen, fue premiado con un Oscar; de esta forma Barbra Streisand veía reconocidas también sus habilidades como compositora ya que era coautora del tema junto a Paul Williams. Otros éxitos de los setenta serían baladas como My heart belongs to me, Songbird, Superman… junto a temas más rítmicos como Sweet inspiration o Stoney End, sin olvidar temas para películas como Prisionero del film “Ojos” (“Eyes of Laura Mars”).

A finales de los setenta Barbra Streisand encontró un buen filón grabando a dúo con importantes artistas. Abrió la tanda en 1978 con You don’t bring me flowers, en la que unía su voz a la de Neil Diamond, a esta colaboración siguió la que sería su primera incursión en la música “disco” –entonces en su mejor momento— con No more tears (Enough is enough), junto a la reina de las discotecas, Donna Summer. Sonado fue también su emparejamiento musical con Barry Gibb -uno de los Bee Gees- en el álbum “Guilty” en el que, además de la que daba a título al L.P., llegaron a ser número uno Woman in love y What kind of fool.

En los ochenta, la Streisand se propuso dar un paso de gigante en su carrera cinematográfica haciendo su primera incursión como directora en “Yentl” (1983), un film en el que ella misma llevaba el peso de la producción. Cuatro años más tarde protagonizó la película “Nuts”, de la que también compuso la partitura. En 1991 se atrevió nuevamente con la dirección en el film  “El príncipe de las mareas”, que obtuvo siete nominaciones al Oscar.

En los noventa volvió a retomar su carrera como cantante con álbumes como “Butterfly” y “Back to Broadway”, con el que se apuntó un nuevo número uno a su rutilante palmarés que incluye –además de los dos Oscar (a la mejor actriz y a la mejor compositora)— diez Globos de Oro y ocho Grammy, además del premio que concede la televisión (Emmy) y el del teatro (Tony). También demostró su sensibilidad hacia temas ecológicos, aprovechando incluso el interior de las carpetas de sus discos para advertir de los peligros que se derivan de una conducta irresponsable hacia nuestro planeta y proponer medidas para contrarrestar las agresiones de las que es objeto.

Antonio Subirana

Botigues on pots trobar el disc de Nadal de Toni Subirana

Publicado el diciembre 15, 2015

Portada CD Toni Subirana canta la poesia del Nadal.jpg web

També els pots trobar a tots els centres ABACUS i aquestes botigues amigues:

Jocar Badalona
Casa Beethoven Barcelona
Disco 100 Barcelona
Surco Barcelona
Music World Barcelona
Llibreria Claret Barcelona
Discos Quim Figueres
Lllibreia Geli Girona
Llibreria 22 Girona
Moby Disk Records Girona
Discos Coll Girona
Llibreria Diocesana Girona
Llibreria Empúries Girona
Grup Vivaldi Girona
Llibreria La Gralla Granollers
Posa’l disc Igualada
Llibreria l’Espiral La Bisbal d’Empordà
Cortadellas La Bisbal d’Empordà
Llibreria Vitel·la L’Escala
Riff-Raff Discos L’Hospitalet de Llobregat
Disc Club Lloret de Mar
Llibreria Blanquerna Madrid
Allegro Olot
Damià Olives Palafrugell
Espai Fòrum Palafrugell
Discs Homs Palamós
Espai Xocolat Palma de Mallorca
Discos Spook Reus
Discos Qui’k Reus
Sol Negre Sant Feliu de Guíxols
Discos Arsis Tarragona
HDS Collectors Terrassa
Discos Casa Andreu Vilanova i la Geltrú

 

Noches inolvidables con Paco de Lucía

Publicado el febrero 26, 2014

Desde mi adolescencia he seguido los conciertos que el gran Paco de Lucía hizo en Catalunya y recuerdo noches memorables en el Palau, en el Palacio de los Deportes (junto a Mc Laughlin y Al di Meola), en Peralada, en la fachada de la Catedral de Barcelona…pero con especial emoción recuerdo el concierto que ofreció en a Arbreda de Palamós. Me acordé mucho de aquel conciertoo cuando este verano pisé yo mismo ese escenario en el que vi una de las actuaciones más emotivas que recuerdo del genial guitarrista.  Aquí os dejo algunos recortes de prensa de la época con las entradas de los conciertos que guardaba y que hoy he vuelto a mirar como íntimo homenaje.

12799168243_77e880550c_c12799047145_c3003b740c_c

12799471774_aa722b88ae_c

12799175053_388da93304_c

Toni Subirana actuó en el verano de 2013 en el mismo escenario de l'Arbrada de Palamós.

Toni Subirana actuó en el verano de 2013 en el mismo escenario de l’Arbrada de Palamós.

12799163423_fc125ced78_c (1)

12799158443_7174a7ee5b_c

Toni Subirana a Ràdio Estel

Publicado el enero 10, 2014

Toni Subirana va ser el convidat del primer programa de l’any 2014 de Sons de la terra, l’espai musical que dirigeix i presenta Gerard Carrión a Ràdio Estel els dissabtes de 9 h. a 10 h. del matí.

Toni Subirana entrevistat per Gerard Carrión

Toni Subirana entrevistat per Gerard Carrión

Toni Subirana a Ràdio Estel

Al programa el cantautor fa un breu repàs de la seva trajectòria, parla del seu nou projecte de cançons sobre poemes de Nadal i dels seus lligams amb el mon de l’havanera i la cançó marinera que  centra bona part del programa.

Clicant aquí pots sentir el programa

Toni Subirana a Llanars

Publicado el agosto 15, 2013

Divendres 16 d’agost, a les 22 h. a la Sala de Festes de Llanars, Toni Subirana actuarà a dins del actes de la Setmana Blava.

Toni Subirana actuarà a la Setmana Blava de Llanars

Toni Subirana convidat a la Mostra de l’Havanera Catalana de Palamós

Publicado el agosto 13, 2013

El cantautor agraeix la invitació a participar com a “cantant convidat” de la 32 Mostra de l’Havanera Catalana de Palamós que tindrà lloc a l’Arbreda, dimecres 14 d’agost, a les 22.30 h.

 

Cartell de la 32 Mostra de l’Havanera Catalana de Palamós

El cantautor farà un mini recital conjuntament amb els grups Port Bo, Bergantí, Norai i Peix Fregit. Aquesta trobada d’havaneres té un gran prestigi i està més aprop del format de concert que del de cantada. Els grups trien molt acuradament el repertori i aprofiten per a posar de llarg noves composicions. L’altre tret diferencial és que totes les cançons son en català. Podem avançar que Subirana cantarà l’havanera Des de llagut es veu el poble franc… que va enregistrar al seu disc de 1994 dedicat als poemes de Josep Maria de Sagarra que va musicar i que anys més tard incorporaria al seu repertori el trio Port Bo, present a la vetllada i aprofitarà per a presentar alguna cançó que encara no ha estat enregistrada en cap disc.

Com és habitual el cantautor estarà acompanyat per Alfons Rojo, a l’acordió i a la mandolina.

Toni Subirana a la Platja de Castell de Palamós

Ajuntament de Palamós

Alguns dels integrants dels grups que participaran a la Mostra en una fotografia feta a cala s’Alguer de Palamós

Diari de Girona

Revista del Baix Empordà

L’havanera “Des del llagut es veu el poble franc” i amb un “habano”.

Toni Subirana recorda les seves havaneres

“…La meva primera composició en aquest estil va ser El pedaló, una divertida cançó dedicada als patins a pedals que sovint és l’única embarcació a la que podem accedir. La vaig escriure entre Sitges –on estiuejava la família de la meva mare— i Mallorca. La veritat és que amb l’arranjament instrumental que vam fer pel disc l’havanera semblava més d’inspiració hawaiana que no pas cubana.  L’any 1992 em trasllado a viure a l’ Empordà i es quan començo a tenir contacte amb el món de l’havanera. Per aquelles dates em dedico a posar música als poemes del llibre de Josp Maria de Sagarra, Cançons de rem i de vela, inspirats a la Costa Brava, i em surt una amb aire d’havanera, Des del llagut es veu el poble franc…que enregistraré al 1994 en un disc monogràfic dedicat al poeta.Anys més tard vaig tenir la sort que el grup Port Bo la inclogués al CD Malalt d’amor i la presentessin a la 17ª Mostra de l’Havanera Catalana de Palamós. Aquest any seré jo qui la canti a la 32 edició d’aquesta singular cantada, juntament amb altres peces del meu repertori, com una altra havanera titulada Camí de ronda que vaig compondre a mitges amb el poeta Miquel-Lluís Muntané i que va gravar el grup Barca de Mitjana. La meva última composició en clau d’havanera és un poema de Nadal que veurà la llum pròximament. És un honor per a mi actuar en aquesta trobada a l’Arbreda de Palamós a la que molts anomenen el Palau de l’Havanera”.

Des del llagut es veu el poble franc interpretada per Toni Subirana

Un exemplar dedicat amb portada de Modest Cuixart pel disc de Port Bo on s’inclou Des del llagut…

Des del llagut es veu el poble franc interpretada pel grup Port Bo

Camí de ronda interpretada pel grup Barca de Mitjana

El grup Barca de Mitjana va fer una versió de Camí de ronda

Toni Subirana interpreta l’havanera Des del llagut es veu el poble franc… (Lletra: Josep M. de Sagarra / Música: Toni Subirana