Televisió (canal 33) concert especial de Nadal

Publicado el diciembre 28, 2011
Especial “De prop” amb Toni Subirana

La matinada del divendres 30 al dissabte 31, el Canal 33 ha preparat una programació especial de Nadal en la que destaca una nit dedicada a Josep Maria de Sagarra en el 50è aniversari de la seva mort, amb un documental i la reposició del programa “De prop” que Toni Subirana va enregistrar el 30 de juny de 2000 durant un concert a la sala L’Espai de Barcelona. A Toni Subirana l’acompanyen els músics Enric Colomer (piano), Giulia Valle (contrabaix), Eduard Iniesta (guitarres i mandola) y Dani Forcada (bateria i percussió).

Canal 33

Hora: 00.35

Toni Subirana acompanyat dels seus músics

Al concert també hi ha moments intimistes

Toni Subirana a televisió

A més del repertori sagarrià, a l’última part del concert Toni Subirana interpreta alguns temes de lletra i música pròpies.

Toni Subirana en plena interpretació

Un bon concert pel record

Programa De prop

Invitació per assistir a l'enregistrament del programa

Concert d’homenatge a J.M. de Sagarra al cementiri de Montjuïc

Publicado el noviembre 01, 2011

Programa de mà concert homenatge a Josep Maria de Sagarra al Cementiri de Montjuïc

Repertori del concert d'homenatge a J.M. de Sagarra

L’oratori del crematori de Montjuïc es va omplir de gom a gom el 31 d’octubre per retre homenatge a Josep Maria de Sagarra en el 50è aniversari de la seva mort. Toni Subirana va ser qui va proposar fer aquest acte in memoriam del poeta que es troba enterrat a Montjuïc i Cementiris de Barcelona va tirar endavant amb una perfecta organització l’acte que en principi es va pensar per fer-ho el passat 27 de setembre –dia de la mort de Sagarra-  però que finalment es va dur a terme coincidint amb la celebració de Tots Sants.

Després de visitar la tomba del “seu” poeta, Toni Subirana va oferir un recital amb l’acompanyament del multiinstrumentista Alfons Rojo que va tenir el contrapunt d’una recitació a càrrec de l’actor Lluís Soler. La insòlita iniciativa va despertar l’interès dels mitjans de comunicació, alguns van enregistrar fragments del concert, i del públic que va respondre amb gran entusiasme a la proposta.

Un moment de l'actuació de Toni Subirana acompanyat d'Alfons Rojo

La sala de l'oratori del crematori de Montjuïc es va omplir de gom a gom

Els artistes saluden al final del recital en companyia del senyor Jordi Valmaña, director general de Cementiris de Barcelona

Les cançons de Toni Subirana van tenir el contrapunt de les recitacions de Lluís Soler





Toni Subirana va visitar la tomba de Sagarra abans del seu concert al cementiri de Montjuïc

Toni Subirana va deixar una rosa de l'Empordà a la tomba de J.M. de Sagarra

Encuentro con Raimon

Publicado el octubre 16, 2011

Toni Subirana se encontró ayer con Raimon tras su recital en el Auditori Palau de Congressos de Barcelona. El cantautor nos explica sus impresiones del concierto:

Hacía tiempo que no veía a Raimon en directo, me parece que la última vez fue en el Teatre El Jardí de Figueres cuando presentó el disco Cançons de mai, en 1997. En esta ocasión la excusa era una nueva colección de canciones agrupadas bajo el título Rellotge d’emocions. Acudí al concierto sin haber escuchado el disco, últimamente obro de esta manera para no anular el componente de novedad que debe tener un recital de presentación.

En un escenario sobrio apareció Raimon con una camisa de un rojo intenso y con ese estilo tan suyo que hace de la involución de algunas cosas accesorias una marca de la casa. Esa silla, situada convenientemente a modo de improvisado escabel, que si antaño era de tijera ahora es la que se encuentra allá donde va (en este caso funcional), como si aún no existieran las correas para colgarse la guitarra y no forzar las postura;  esa guitarra a la que se le perdona que siga prefiriendo un micro convencional en vez de una conexión directa pero que no tiene excusa dejarla tirada por el suelo como si no se hubieran inventado los soportes para aguantarla dignamente…y esa presencia escénica tan personal que huye del divismo con recursos como ese saludo a lo Brassens –sin inclinación–, o como mucho aplaudiendo él al publico. Todo un carácter.

El de Xàtiva diseñó un repertorio muy equilibrado. Escogiendo algunas de las canciones más bellas de su repertorio como Treballaré el teu cos, Som o Com un puny mezclándolas con las de su nuevo álbum entre las que me sorprendió Si miraves l’aigua, bien resuelta en su minimalismo; He passejat per València, sol, que interrupió porque había olvidado la introducción que tenía pensada para situar la canción en su contexto y hacerla más inteligible; i A l’estiu quan són les nou, que abre el disco. Un grupo instrumental austero y eficiente le acompañó con mesura y exactitud. Me sorprendió –por cierto olvidé comentárselo– que escoja pianistas para hacer los arreglos cuando el piano raramente está presente en sus actuaciones y esta vez no fue la excepción. Para esta ocasión ha sido nuestro querido Manel Camp, colaborador de Raimon desde hace tiempo y con el que tuve la satisfacción de trabajar en mi álbum dedicado a la poesía de  Sagarra, en el que dejó su impronta como arreglista e instrumentista. Le secunda en los arreglos , su brazo derecho, mi buen compañero Jordi Badia con el que tantos escenarios he compartido por esos mundos de Dios.

Uno de los momentos cumbre del recital fue la vibrante interpretación de Indesinenter, un clásico de su repertorio sobre un poema de Espriu. A Raimon, hay que reconcerle, junto a Paco Ibáñes y a Alberto Cortez, ser uno de los cantautores pioneros en la disciplina de poner música a poemas, aunque en el caso de Raimon sería más exacto decir de encontrar la música que ya lleva el poema, como es el caso de otras musicalizaciones suyas como el poema de Ausiàs March Veles e vents que reservó para la tanda de bises.

Dedicatoria de Salvador Espriu a Toni Subirana

Debo reconocer que empecé a leer a Espriu después de oir a Raimon y creo que como yo mucha gente. Guardo como un tesoro el libro que me dedicó el poeta  que –gracias a mi padre, que fue médico suyo– tuvo noticias de mi labor como “musicador” de poemas.

Al final llegó Al vent, más que porque el público la esperase –nadie la pidió– para indicar al respetable, que aún reclamaba su presencia en el escenario, que hasta ahí podíamos llegar.

Al finalizar me recibió muy afectuosamente en su camerino y estuvimos charlando un rato, no mucho porque no quería hacer esperar al flamante nuevo alcalde de Girona que deseaba  saludarle.

Toni Subirana con Raimon en su camerino tras la actuación en el Auditori de Girona el 15 de octubre.

En el año 2000 Toni Subirana redactó esta entrada de Raimon en una colección titulada Pop español que aquí reproducimos:

LOS PROTAGONISTAS

RAIMON

Nombre auténtico: Ramon Pelegero Sanchis

Lugar y fecha de nacimiento: Xàtiva (Valencia), 2 de diciembre de 1940

Año de debut: 1962

Álbumes editados en España (excluídas recopilaciones): 13

Mayor éxito: “Al vent”

Discográficas españolas: Edigsa, Discophon, Movieplay, RCA, Ariola, Belter, Auvidis, Picap.

Aunque una parte del público y –porque no decirlo- de las instituciones durante un tiempo han intentado minimizar la labor de Raimon tildándola de “Canción protesta”, lo cierto es que esta etiqueta sólo atañe a una pequeña parte de su producción y, aún así, nunca resulta panfletaria, de otra forma no tendría la vigencia de la que aún disfruta. La obra de Raimon no pueda ser vista como la de un mero cantautor, sino como una seria contribución a la cultura. Es cierto que hay un Raimon “rascaguitarras”, pero hay otro que cuida con mimo la instrumentación de sus canciones. Canciones, a veces de una compleja estructura melódica y de gran calado poético.

La afición musical se le despertó a muy temprana edad. Su padre era presidente de la Banda Nova de Xàtiva donde el futuro cantautor empezó a tocar a los nueve años, primero con el oboe y más tarde con el flautín. Ya en su adolescencia, para ganar algún dinero trabajó como locutor en la emisora de Xàtiva donde tuvo acceso a grabaciones discográficas de diversa índole. Pero el pueblo se le quedaba pequeño y decidió marchar a Inglaterra donde pasó seis meses en los que trabajó en oficios ajenos a la música. Ya de vuelta, empezó a hacer sus propias canciones. La primera, “Al vent”, data de 1959 y fue compuesta durante un viaje que hizo de “paquete” en la moto de un amigo en el trayecto de Xàtiva a Valencia. En esta última ciudad se matriculó en la facultad de Filosofía y Letras donde conoció la poesía Ausiàs Marc, Espriu y Fuster que marcarían su obra y vivió situaciones de gran represión hacia la cultura –de una de aquellas vivencias nacería “Diguem no”- al tiempo que tomaba conciencia de la importancia de reivindicar la lengua propia. En los primeros sesenta existía ya en Cataluña un movimiento que compartía ese objetivo y que, a través de la canción, pretendía normalizar el uso del catalán en público. Se agrupaban en un grupo compuesto por varias individualidades, “Els Setze Jutges”, a los que Raimon conoció en Castellón. En diciembre de 1962 fue invitado por sus colegas catalanes a cantar en el Fòrum Vergés de Barcelona. Inmediatamente le propusieron grabar el que sería su primer disco que incluiría la citada “Al vent”. La canción proponía una manera de cantar diferente, si sus compañeros de promoción miraban a Francia en la austera manera de interpretar, el grito de Raimon –“grito metafísico” como diría Joan Fuster- remitía al de Modugno. Es curioso que ambos revolucionaron la canción catalana e italiana con dos piezas que utilizaban el espacio aéreo como metáfora. El viento de Raimon es el mismo que empujaba a volar a Modugno en su “Nel Blu dipinto di blu”. Sin embargo el valenciano apareció en un contexto de canción social y el italiano en un ámbito festivalero –el de San Remo de 1958- y pocos advirtieron esa coincidencia. A pesar de que pronto se convirtió en la figura más destacada de la “cançó”, Raimon decidió seguir sus estudios universitarios que completó en Francia. A su regreso participó en el Festival de Mediterráneo con “Se’n va anar”, una canción de muy buena factura pero muy alejada de su estilo. Sin embargo la oportunidad de cantar en catalán en un certamen que tenía difusión estatal no podía desaprovecharla, así que, a regañadientes, se puso una corbata y dio el triunfo a la canción que fue defendida también por Salomé. En el mismo EP de “Se’n va anar apareció “Ahir”, más  conocida como “Diguem no”, otro de los temas bandera de su repertorio junto a “D’un temps d’un país” que apareció poco después. Todas estas canciones fueron recogidas en su primer álbum.

En 1965 se presentó en solitario en la Aliança del Poble Nou de Barcelona –apareció entonces claramente el concepto de “recital”,  en contraposición a la frivolidad de las “galas”- y al año siguiente accedió por primera vez al escenario del Olympia de París. Esa actuación sería recogida en un álbum editado en Francia que le reportaría el premio Francis Carco al mejor cantante extranjero, otorgado por la “Académie du Disque Français”. Ese mismo año contrajo matrimonio con la italiana Annalisa Corti -que se convertiría en su principal aliada en el terreno personal y artístico- y trasladó su residencia a Barcelona donde tuvo lugar su concierto en el Institut Químic de Sarrià, un acto en el que la “cançó” dio prueba por primera vez de su gran capacidad de convocatoria. Por esta época apareció “Cançons de la roda del temps” en el que puso música a doce poemas Espriu, un autor decisivo en su carrera. Tras presentarse en el Teatro Romea, en lo que habría de ser la primera tanda de recitales de un cantante de expresión catalana, el 28 de enero de 1967 realizó una actuación en el el Palau de la Música que fue recogida en un disco donde se advertía su capacidad para hacer suyas las emociones colectivas, algo que corroboraría su actuación, al año siguiente, en la Facultad de Económicas de Madrid que le inspiraría la canción “Divuit de maig a la Villa”. En 1969 apareció en single el poema musicado de Ausiàs Marc, “Veles e vents”, quizá uno de los mejores ejemplos de poesía hecha canción. Este tema quedó recogido en su L.P. de 1970, “Per destruir aquell qui l’ha desert”.

Tras unos años dedicado a las actuaciones en directo en los que vio aumentada su discografía con la edición de álbumes recopilatorios en el extranjero, en 1974 apareció el disco dedicado a Víctor Jara que, además de la adaptación catalana de “Te recuerdo Amanda”, incluía la más bella canción de amor escrita por Raimon, “Com un puny”. Ese mismo año quedó recogido en disco su recital en el Campus de Bellaterra en el que se evidencia la tensión política que se vivía en aquellos años en que el franquismo daba sus últimos coletazos. Un ambiente parecido se respiraría al año siguiente en su actuación en el Palacio de los Deportes de Barcelona, en 1976 en el Pabellón de deportes del Real Madrid y un año después en la que fue la edición más multitudinaria de “Les sis hores de cançó  Canet”.

En la época de la llamada transición política, Raimon se vio progresivamente apartado de la vida pública, como si su arte sólo fuera un medio para luchar contra el gobierno franquista, por otra parte él se negó –con muy buen criterio- a servir de comodín en actos políticos y huyó del panfletismo demagógico dedicándose a un trabajo riguroso. Su obra de entonces denota una mayor preocupación por el aspecto instrumental, relegando la guitarra a un segundo plano para colaborar con prestigiosos músicos, como Michel Portal, que interviene en el disco “Lliurament del cant” que precede a “Quan l’aigua es queixa” (1979), una obra de madurez donde la calidad musical se aproxima más que nunca a la poética. Por entonces Raimon visita Japón, un país que le acoge con entusiasmo y donde su “Al vent” se hará muy popular, llegando a tener una adaptación japonesa. En 1981 el artista se propone volver a grabar toda su obra  -dispersa en diferentes sellos discográficos- en una magna obra que recoge su producción en 10 discos ordenados temáticamente con nuevos arreglos, principalmente de Manel Camp y Antoni Ros Marbà. Esta misma obra, con algunas modificaciones, sería reeditada doce años después en seis compactos. Tras cinco años sin temas inéditos aparece “Entre la nota i el so” y tres años después “Presències i oblits” (1987), dos obras muy conseguidas aunque pocos son los temas que consiguieron repercusión.

Con motivo de los treinta años de la edición de “Al vent”, en 1993 ofrece un macroconcierto en el Palau Sant Jordi en el que cuenta con la presencia –siempre justificada- en el escenario de algunos colegas entre los que se encuentran Pi de la Serra, Serrat, Ovidi Montllor, Pete Seeger y Daniel Vigliett, entre otros. Un dilatado paréntesis de diez años sin temas inéditos se cerrará en 1997 con la edición de “Cançons de mai” (“Canciones de nunca”). En 1998 apareció un nuevo CD, “Recitals al Palau” que nos mostraba a un Raimon en plena forma.

Toni Subirana

DISCOGRAFÍA SELECTA

“Cançons de la roda del temps” (1966)

(Edigsa)

Raimon nos acerca la obra de Salvador Espriu a través de la musicación de los poemas del libro “El caminant i el mur”. Concluye con una de sus piezas más impactantes y patrióticas, “Inici de càntic”.

“Per destruir aquell qui l’ha desert” (1970)

(Discophon) (Reedición CD Discmedi) 1999)

La primera parte está dedicada a poetas del siglo XV. Destaca la sublime musicación de “Veles e vents”, de Ausiàs Marc. En la segunda cara hay cuatro canciones propias y la musicación de otro texto de Espriu “Indesinenter”. El disco se beneficia de los arreglos del maestro Lleó Borrell.

“El recital de Madrid” (1976)

(Movieplay)

Raimon repasa a guitarra y voz  lo más significativo de su repertorio, en una grabación que transmite el tenso clima que se respiró en su actuación en el Pabellón de deportes del Real Madrid, el 1 de abril de 1976. Este debía ser el primero de una tanda de cuatro recitales pero los tres restantes fueron prohibidos.

“Cançons” (1993)

(Auvidis)

Recomendable antología para aquellos que pretendan adentrarse en el universo raimoniano. Se trata de una selección de temas procedentes de la colección de 10 álbumes, “Raimon, totes les cançons”, editado en 1981, con cuidados arreglos instrumentales.

Otros discos:

Primeros EP’s: “Al vent” (Edigsa, 1963), “Se’n va anar”, (Edigsa, 1964), “D’un temps d’un país”(Edigsa, 1964), “Cançons d’amor” (Edigsa, 1965), “Inici de càntic” (Edigsa, 1966), “País Basc” (Edigsa, 1967).

LP´s: “Al vent” (Disco antológico) (Edigsa, 1964), “Raimon a l’Olympia” (CBS, 1966) (Editado en Francia), “Raimon al Palau” (Edigsa, 1967), “Olympia 2” (CBS, 1969) (Editado en Francia), “Raimon” (Discophon, 1971) (Disco antológico), “A Víctor Jara” (Movieplay, 1974), “Campus de Bellaterra” (Movieplay, 1974), “Lliurament del cant” (Movieplay, 1977), “Quan l’aigua es queixa” (RCA, 1979), “Raimon, totes les cançons” (Belter, 1981) (10 discos), “Entre la nota i el so” (Ariola, 1984), “Presències i oblits” (Le Chant du Monde, 1987), “Integral” (Auvidis, 1993) (6 CD’s), “Cançons de mai” (Picap, 1997), “Recitals al Palau” (Picap, 1998), “Cançons d’amor” (Picap, 1999).