En el día de la madre…Toni Subirana habla de su canción “Mamá y yo”

Publicado el mayo 02, 2015

Hace un año el cronista musical y dinamizador cultural manresano Josep Maria Oliva me pidió que le escribiera un texto en el que revelara algunas claves de mi canción “Mamá y yo” por la que sentía una especial predilección. Transcurrido un año reproduzco aquí el texto que escribí para sus interesantes entregas semanales de su particular álbum de canciones. Él texto lo escribí originalmente en catalán pero él  lo tradujo al castellano, versión que también transcribo aquí.

Àlbum de cançons (160)

En algun racó de la nostra memòria hi ha un àlbum de cançons que va creixent amb el temps. Allà hi guardem les que ens han acompanyat al llarg dels anys i allà hi incorporem les que anem descobrint. Cançons que ens han emocionat, que ens han alegrat o ens han entristit, que ens han fet somniar,  que ens han fet pensar…  Cançons que van unides a moments molt concrets de la nostra vida i també cançons que ens agraden per elles mateixes, per les històries que expliquen o pel pur plaer d’escoltar-les. Em ve de gust obrir el meu àlbum i compartir-les amb els amics. Donar ales a les cançons i fer que corrin perquè algú altre les pugui escoltar i potser les pugui disfrutar tant com jo.

 “Mamá y yo”   (Lletra i música: Toni Subirana)

Toni Subirana

(2004)

De cançons dedicades a les mares se n’han fet moltes. La que el Toni Subirana va dedicar a la seva és diferent de totes perquè evoca la relació que va viure amb ella abans de néixer. Es titula “Mamá y yo” i apareix al seu CD “Afectos especiales” (2004). Recordo que la vaig trobar preciosa des del primer cop que la vaig escoltar, molt abans que sortís en disc. Després, com més ha passat el temps, més m’ha semblat una cançó de primera i sempre que s’ha presentat l’ocasió m’ha agradat compartir-la. Quan vaig decidir que seria la que enviaria amb l’àlbum d’aquesta setmana vaig pensar que estaria molt bé que el mateix autor n’expliqués algunes referències que apareixen a la lletra per situar-la millor en el seu context i apreciar millor els detalls.  Aquest és el comentari que m’ha enviat el Toni Subirana i que li agraeixo molt.

Imagen.jpg 2

"Mamá y yo"

“Mamá y yo”

L’amic Josep Maria em demana que expliqui alguns detalls de “Mamá y yo”. Crec que les cançons no cal explicar-les però admeto que en aquesta, que sempre és de les més aplaudides als meus recitals, hi ha una part que al públic se li escapa. A mi ja m’està bé, però a la meva mare…jo sé que ella voldria que la gent se n’adonés que és completament intransferible, i per un dia (el dia de la mare) li donaré el gust de revelar alguns misteris:

Sóc el primogènit d’una família de set germans. Vaig ser concebut a Estrasburg i en aquella terra alsaciana va viure la meva mare el seu primer embaràs. Quan faig la referència “coplera” d’una “tierra extraña” no és perquè els pares fossin emigrants sinó perquè el meu pare va anar a estudiar a aquella ciutat una especialitat de la neurologia. Tan enamorat estava de la meva mare que no va poder esperar a acabar els seus estudis per casar-se, així que els primers mesos de matrimoni els van viure a l’estranger. Mentre el meu pare feia pràctiques a l’hospital, la meva mare passava moltes estones sola a l’apartament d’un barri humil escoltant la ràdio (el programa de RNE “De España para los españoles”, de María Matilde Almendros ) i els discos dels Beatles (encara conservo aquell L.P. de All My Loving). A la meva cançó cito altres dues melodies d’aquella època: la versió francesa de “500 miles” que va fer Richard Anthony i que va marcar els sentimentals comiats dels meus pares a l’estació de Barcelona quan encara eren “nòvios”, i “Sur ma vie”, el primer èxit a França del meu admirat Aznavour, que el meu pare solia cantar (ell que no canta gaire) i que aquí lligo amb la cerimònia nupcial que van celebrar a l’església de Sant Sever, un casament típicament barceloní.

Josep Mª Oliva

L’àlbum 30 (23.9.2011) era dedicat a la cançó del Toni Subirana “Des del llagut es veu el poble blau”, del seu disc sobre poemes del Josep Maria de Sagarra.

Toni Subirana va ser a El Club de la Cançó el setembre del 2004

 

Mi madre cuando yo aún no había nacido.

Mi madre cuando yo aún no había nacido. Foto: Toni Keeler.

Álbum de canciones (160)

En algún rincón de nuestra memoria hay un álbum de canciones que va creciendo con el tiempo. En él guardamos las que nos han acompañado a lo largo de los años y a él incorporamos también las que vamos descubriendo. Canciones que nos han emocionado, que nos han alegrado o nos han entristecido, que nos han hecho soñar, que nos han hecho pensar…  Canciones que van unidas  a momentos muy concretos de nuestra vida y también canciones que nos gustan por ellas mismas, por las historias que cuentan o por el puro placer de escucharlas. Me apetece abrir mi álbum y compartirlas con los amigos. Darles alas a las canciones y hacer que corran para que alguien las pueda escuchar y tal vez las pueda disfrutar tanto como yo.

 

“Mamá y yo”   (Letra y música: Toni Subirana)

Toni Subirana

(2004)

De canciones dedicadas a las madres se han escrito muchas. La que Toni Subirana dedicó a la suya es diferente de todas porque evoca la relación que vivió con ella antes de nacer. Se titula “Mamá y yo” y aparece en su CD “Afectos especiales” (2004). Recuerdo que la encontré preciosa desde la primera vez que la escuché, mucho antes de que saliera en disco. Después, cuanto más ha pasado el tiempo, más me ha parecido una canción de primera y siempre que se ha presentado la ocasión me ha gustado compartirla. Cuando decidí que sería la que enviaría con el álbum de esta semana pensé que sería estupendo que el mismo autor explicara algunas referencias de las que aparecen en la letra para  situarla mejor en su contexto y apreciar mejor los detalles. Éste es el comentario que me ha enviado Toni Subirana y que agradezco mucho.

El amigo Josep Maria me pide que explique algunos detalles de “Mamá y yo”. Creo que las canciones no hace falta explicarlas pero admito que en ésta, que siempre es una de las más aplaudidas en mis recitales, hay una parte que al público se le escapa. A mí ya me está bien, pero a mi madre… yo sé que ella quisiera que la gente se diera cuenta de que es completamente intransferible, y por un día (el día de la madre) le daré el gusto de revelar algunos misterios:

Soy el primogénito de una familia de siete hermanos. Fui concebido en Estrasburgo y en aquella tierra alsaciana vivió mi madre su primer embarazo. Cuando hago la referencia “coplera” de una “tierra extraña” no es porque los padres fueran emigrantes sino porque mi padre fue a estudiar a aquella ciudad una especialidad de la neurología. Tan enamorado estaba de mi madre que no pudo esperar a terminar sus estudios para casarse, así que los primeros meses de matrimonio los vivieron en el extranjero. Mientras mi padre hacía prácticas en el hospital, mi madre pasaba muchos ratos sola en el apartamento de un barrio humilde escuchando la radio (el programa de RNE “De España para los españoles”, de María Matilde Almendros ) y los discos de los Beatles (todavía conservo aquel L.P. de All My Loving). En mi canción cito otras dos melodías de aquella época: la versión francesa de “500 miles” que hizo Richard Anthony y que marcó las sentimentales despedidas de mis padres en la estación de Barcelona cuando aún eran novios, y “Sur ma vie”, el primer éxito en Francia de mi admirado Aznavour, que mi padre solía cantar (él que no canta demasiado) y que aquí relaciono con la ceremonia nupcial que celebraron en la iglesia de San Severo, una boda típicamente barcelonesa.

Josep Mª Oliva

El álbum 30 (23.9.2011) estaba dedicado a la canción de Toni Subirana “Des del llagut es veu el poble blau”, de su disco sobre poemas de Josep Maria de Sagarra.

Toni Subirana estuvo en El Club de la Cançó en septiembre del 2004

 ©Antonio Subirana

MAMÁ Y YO

Letra y música: Toni Subirana

 

Pasamos más de veintiún años sin conocernos,

sin presentirnos, sin echarnos de menos,

hasta que un día de mayo

fue tu propio calendario

el que anunció mi llegada para febrero.

 

Aún reverberaba el órgano en San Severo

donde un primero de abril diste el “sí quiero”.

de tu niñez te alejaste

llevando por equipaje

aquel Sur ma vie, promesa de amor eterno.

 

Contenta me hiciste sitio en tu breve cintura,

mi dulce prisión durante nueve lunas,

donde modificaría

tu silueta de bailarina

madurando en tu estival temperatura.

 

Yo fui haciéndome notar,

cada día un poco más,

y así vivimos dos vidas en una.

 

Mamá, mamá,

te nombro y sólo tu nombre

consuela a este niño-hombre.

Mamá, mamá,

tu nombre da paz y alivio

al hombre que aún es tu niño

que aún cree estar a salvo con tu presencia,

que no concibe la vida sin tu existencia,

que en cada pequeña derrota,

cada vez que se apaga una luz,

piensa que todo el mundo es idiota

menos tú.

 

Notaba tus manos palpándote la barriga,

prediciendo que era niño y no era niña,

descifrando mis posturas

con tus caricias a oscuras

que a veces correspondía con pataditas.

 

Y yo era en sus horas de ausencia tu compañía,

compartiendo tu espera de primeriza,

De España para los españoles,

sardanas y pasodobles

que allá en tierra extraña igual te conmovían.

 

Et j’entends siffler le train,

With the Beatles… un “pick-up”

ponía banda sonora a aquellos días.

 

Mamá, mamá,

te nombro y sólo tu nombre

consuela a este niño-hombre.

Mamá, mamá,

tu nombre da paz y alivio

al hombre que aún es tu niño

que aún cree estar a salvo con tu presencia,

que no concibe la vida sin tu existencia,

que en cada pequeña derrota,

cada vez que se apaga una luz,

piensa que todo el mundo es idiota

menos tú.

 

Y ahora que me he vuelto un monstruo al  hacerme adulto,

revivo esos meses que fui sólo tuyo

y añoro aquellos momentos,

por ser los últimos momentos,

que estuvimos solos tú y yo.

 

©Antonio Subirana