Cuando un amigo (y maestro) se va

Publicado el abril 04, 2019

ALBERTO CORTEZ

SAM_2223Ha muerto hoy, 4 de abril de 2019, el gran Alberto Cortez. amigo y  maestro, pero un maestro cercano que siempre me ha acogido con los brazos abiertos. Todas las veces que ha tenido ocasión ha elogiado mi trabajo y nunca me ha faltado su aliento y sus consejos cuando los he necesitado. Hemos compartido horas de amena conversación y alguna que otra confidencia.

Creo no equivocarme al afirmar que mi primer contacto con la canción de autor fue a través de su álbum de 1971 No soy de aquí que dejó en mí una profunda huella. Tendría yo siete u ocho años y fui con mi padre al  Drugstore de la calle Tuset de Barcelona y allí compramos esa casete cuyas canciones en poco tiempo me aprendería de memoria. Quién me iba a decir a mí que, quince años después, en el restaurante de aquel mismo lugar, compartiría con mi admirado artista de la infancia cena y conversación, una madrugada en la que al acabar un recital tuvo el antojo de ir a cenar una “sopa de pollo”. Yo acababa de editar mi primer disco, estábamos en la misma compañía discográfica y además mi productor era Rafael Trabucchelli que tanto protagonismo tuvo en los primeros discos de Alberto y que por entonces volvía a colaborar con el cantautor. Uno de los primeros ejemplares de mi primer L.P. fue para enviárselo a Alberto Cortez que tuvo para mi trabajo de debut palabras muy elogiosas. Recuerdo que le dije que tenía todos sus discos y él, muy agudo, me respondió que también tenía todos los míos.

Disfruté mucho escribiendo los cuadernillos informativos que acompañan los dos CD’s dobles que publicó Rama-Lama en 2005 y 2007 conteniendo su discografía de los primeros años en Hispavox (1967-1972). Él se ofreció generosamente ha explicarme los pormenores de aquellas grabaciones y la historia de las canciones que contenían en largas conversaciones en las que deslizó algunas confidencias. Por problemas de espacio no todo se pudo publicar y quizá una parte que quedó inédita vea la luz algún día.

Poemas y canciones (1 y 2) y Canta a Atahualpa Yupanqui

Sus LP's en Hispavox (1969-1972)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

He realizado otros trabajos sobre su obra. Uno de ellos lo escribí hace ya unos doce años para una colección del pop español y aquí lo reproduzco por si alguien se quiere documentar. Ruego al que desee hacer un buen uso del texto  cite su procedencia, algo que a menudo “se olvida”.

ALBERTO CORTEZ (Biografía)

Nombre auténtico: José Alberto García Gallo

Lugar y fecha de nacimiento: Rancul (Argentina), 11 de marzo de 1940

Año de debut: 1958

Álbumes editados en España (excluídas recopilaciones): 29

Mayores éxitos: “En un rincón del alma”, “Mi árbol y yo”, “Cuando un amigo se va”, “No soy de aquí…”…

Discográficas: Monglow Recording, Hispavox, Polygram, CBS, Emi.

 Resultado de imagen de alberto cortez“El mundo es un arrabal de la Pampa”, suele decir este artista refiriéndose a la tierra que le vio nacer y donde a los seis años empezó a estudiar piano con una maestra del pueblo. A los once ya componía sus primeros temas entre los que se cuenta una canción titulada “Un cigarrillo, la lluvia y tú” que años más tarde grabaría y que pasaría también a formar parte del repertorio de Los Panchos. “La compuse cuando aún tenía prohibido el cigarrillo y, sobre todo, el tú”, suele recordar el compositor. A los doce años marchó a San Rafael (Mendoza) para cursar el bachillerato y cinco años más tarde se instaló en Buenos Aires donde empezó a estudiar Derecho y Ciencias Sociales, carreras que abandonaría para dedicarse por entero a la música. En esa época realizó sus primeras apariciones televisivas en Argentina, en un programa llamado “Media noche en la capital del Plata”, y dirigió una orquesta de boleros llamada San Francisco que le permitió actuar en un prestigioso espectáculo llamado “LR 1 Radio del Mundo”. Cuando le llegó la edad de cumplir el Servicio Militar recibió una propuesta para viajar a Europa con un grupo de música folclórica llamado “Argentina International Ballet Show”. Tras consultar con su padre –que moriría poco después y al que dedicó su canción “Cuando un amigo se va”, el tema con el que suele cerrar, a capella, sus presentaciones en directo-, decidió liarse la manta a la cabeza y lanzarse a la aventura europea. En aquel grupo figuraba también Waldo de los Ríos, el gran músico que con el tiempo sería el responsable de la orquestación de algunos de sus mejores discos. En Alemania, la compañía llegó a una situación económica insostenible y los empresarios les abandonaron a su suerte. Gracias a una llamada casual se enteraron de que en Bélgica les estaban buscando a raíz de un éxito suyo. Allí acudió Alberto Cortez donde en 1960 grabó sus primeros discos como vocalista, en francés, alemán, italiano y español con el sello Monglow Recording. El primero de aquellos EP’s que aparecería editado en España con el sello Hispavox fue “Alberto Cortez y su orquesta” en el que se incluía “El Vagabundo” como tema principal, aunque mayor éxito obtuvieron en su voz “Las palmeras” y “Sucu sucu”. A raíz de la popularidad de este último, un tema de ritmo bailable, los siguientes EP’s aparecieron como “Alberto Cortez, ‘Mr. Sucu-Sucu’”.  El éxito obtenido en España con temas frívolos pero hechos con gran dignidad -a los que hay que sumar “Me lo dijo Pérez”, que daría el triunfo a Karina en Festival de la Canción de Mallorca- le lleva a tomar la decisión de instalarse en nuestro país en 1964. A partir de entonces la discográfica Hispavox  sería la que editaría su obra que cambiaría pronto de orientación. Cortez se reveló de la noche a la mañana como un compositor riguroso y un intérprete con una voz tan grande como su figura. En 1967 editó “Poemas y canciones”, con textos de Neruda y Dávalos, entre otros. Las musicaciones corrieron a cargo de compositores como Eduardo Falú. También incluyó en aquel álbum piezas de Atahualpa Yupanqui al que al año siguiente dedicaría un disco monográfico. Pero antes editó un segundo volumen de “Poemas y canciones” donde ya era el propio Alberto Cortez el que musicaba textos de poetas españoles, principalmente de Lope de Vega y de Antonio Machado. De este último musicó, entre otros poemas, “Yo voy soñando caminos”, “Las moscas” y “Retrato”. Las dos últimas composiciones fueron elegidas por Serrat para el exitoso álbum que al año siguiente dedicaría al poeta sevillano. Alberto Cortez presentó estos trabajos en el madrileño Teatro de la Zarzuela, el 22 de abril de 1967. El concierto fue muy agitado, hubo varios intentos de boicot por parte de algunos sectores ultra conservadores que no veían con buenos ojos que se aireará la obra de algunos poetas considerados de izquierdas. Cortez fue, junto a Paco Ibáñez, pionero en esta rama de la canción de autor, si bien Paco Ibáñez seguiría siempre en esa línea en tanto que Cortez pronto se centraría en composiciones enteramente suyas. “El compositor el cantante” fue la tarjeta de presentación de esta nueva etapa que tendría una consistencia y una constancia dignas de admiración. Álbumes como “Distancia”, “No soy de aquí”, “A mis amigos”, “Soy un charlatán de feria”… Alberto Cortez era el único cantautor popular que veíamos asomarse periódicamente a la pequeña pantalla, Serrat estaba vetado y los otros no eran suficientemente conocidos para aparecer en programas de máxima audiencia o eran incómodos para el ente que sistemáticamente los rechazaba por ser considerados “cantantes de protesta”. Sin embargo las canciones de Alberto Cortez –aunque tenía muchas de fuerte contenido social- estaban vestidas con un lenguaje poético muy cuidado y tuvo acceso a muchos espacios televisivos cuando la primera cadena era la única. Asimismo sus presentaciones en directo eran impecables y cuidó mucho la parte instrumental. A principios de los ochenta llegó al punto más alto de popularidad con la edición de un disco muy cuidado, “Castillos en el aire”. A este sucedieron otros álbumes muy elaborados: “Como el primer día”, “Entre líneas”, ”Como la marea”, etc. Entrados los años noventa presentó y dirigió un agradable programa musical en Antena 3 radio, “Jazmines en el ojal”. En 1993 se unió al cantautor Facundo Cabral para ofrecer unos recitales conjuntos que fueron recogidos en dos discos, “Lo Cortez no quita lo Cabral”. Les acompañaba el pianista Ricardo Miralles junto al que Alberto Cortez inició una nueva etapa de su carrera en la que recuperaba la esencia de la canción a través de unas interpretaciones a piano y voz, desprovistas de todo maquillaje, que formaron parte de su espectáculo “Canciones desnudas” y que también quedarían recogidas en el compacto “A todo corazón”, donde las nuevas versiones de sus temas de siempre se unieron a las piezas de su último CD de temas inéditos, “Fe”, compuesto tras padecer una grave enfermedad que le obligó a alejarse un tiempo de los escenarios y de la que felizmente se repuso para volver a sus actividades profesionales. Es lamentable que algunos de los últimos discos del cantautor no hayan visto la luz en nuestro país por falta de una discográfica interesada en ellos. Por otra parte, Hispavox no siempre ha puesto el empeño necesario en tener en catálogo las grabaciones de un artista como él, considerado “de repertorio” y no de éxito pasajero.

Alberto Cortez es un enamorado de su trabajo y su pasión se refleja en su obra que merecería una mayor consideración por parte de la industria discográfica, de los medios e, incluso, de sus propios colegas.

 ©Antonio Subirana

DISCOGRAFÍA SELECTA

“No soy de aquí” (1971)

No Soy De Aqui (Vinyl, LP, Album) album cover

(Hispavox)

Un disco espléndido con soberbios arreglos de Waldode los Ríos. La canción que da título al álbum es uno de los pocos éxitos de su repertorio del que no es autor. Lleva la firma de Facundo Cabral junto al que compartiría escenarios, pasados más de veinte años. Incluye también “Camina siempre adelante” y una versión de “En un rincón del alma”.

 

“En vivo desde Madrid” (1978)

Resultado de imagen de alberto cortez en vivo desde madrid

(Hispavox)

Aunque el sonido ha quedado un tanto desfasado, este disco -reeditado en 1999- es una buena muestra del directo de este artista que, como los verdaderos profesionales, se crece en el escenario. Incluye un puñado de sus mejores canciones entre las que no faltan “Mi árbol y yo”, “Distancia”, “El abuelo”, “Cuando un amigo se va”, etc.

 

“Como el primer día” (1983)

Resultado de imagen de como el primer día alberto cortez

(Hispavox)

Aunque no contiene ningún éxito del nivel de “Castillos en el aire”, su anterior L.P., este es el álbum más redondo de cuantos editó en los ochenta. Canciones impecables como “Aquella novia primera”, “La vejez”, “Si nos dejaran” o la nerudiana “Me gusta verte dormida” confieren a este trabajo una altura poética y musical muy estimable.

 

“Coincidencias” (1990)

Resultado de imagen de coincidencias alberto cortez

(CBS)

Tiene el aliciente de escuchar a Alberto Cortez en compañía de Paco de Lucía (“A mis amigos”), Mercedes Sosa (“Distancia”), Facundo Cabral (“No soy de aquí”), Susana Rinaldi (“Cuando un amigo se va”) o Joan Manuel Serrat (“Las nanas de la cebolla”).

Otros discos (excluídos EP´s y recopilaciones):

“Poemas y canciones” (Hispavox, 1967), “Poemas y canciones Vol. 2 (Poetas españoles)” (Hispavox, 1968), “Canta a Yupanqui” (1968), “El compositor…el cantante” (Hispavox, 1969), “Distancia” (Hispavox, 1970), “Equipaje” (Hispavox, 1972), “Ni poco…ni demasiado…” (Hispavox, 1973), “Como el ave solitaria” (Hispavox, 1974), “A mis amigos” (Hispavox, 1975), “Soy un charlatán de feria” (Hispavox, 1976), “Pensares y sentires” (Hispavox, 1977), “A partir de mañana” (1979, no editado en España), “Castillos en el aire” (Hispavox, 1980), “Gardel…como yo te siento” (Hispavox, 1984), “Entre líneas” (Hispavox, 1985), “Concierto” (Hispavox, 1985), “Sueños y quimeras” (Hispavox, 1986), “Como la marea” (Hispavox, 1988), “Almafuerte” (Polygram, 1989), “Si vieras que fácil” (1991, no editado en España), “Aromas” (1993, no editado en España), “Lo Cortez no quita lo Cabral” (Emi, 1994), “Lo Cortez no quita lo Cabral” (Vol. 2) (Emi, 1995), “A todo corazón” (1996, editado en Sudamérica), “Testimonio” (1997, editado en Sudamérica), “Fe” (Magna Music, 1998), “Cortez al desnudo” (Antología 5 CD´s, no editado en España), “Cortezías y Cabralidades” (1998, no editado en España), “A todo corazón” (1999).