AFECTOS ESPECIALES

Publicado el agosto 8, 2015

(Concert Toni Subirana)

LOS AFECTOS DE TONI SUBIRANA

Toni Subirana ha preferido el amor en los tiempos del cole a los de la cólera, argumento inexcusable para el cantautor de antaño. Y nos envía un mensaje cargado de nostalgia constructiva, con referencias a la infancia, a los primeros amores, a las cantinelas de los juegos escolares, a las canciones de los Beatles, de Aznavour,  de Richard Anthony… Dicen que no es tiempo de cantautores, excepto si son reivindicativos y se apuntan a las apetencias de algún partido u ONG. Los Afectos especiales de Subirana, muy buen conocedor del pasado y el presente de la canción de autor internacional y española, demuestran aquello tan sabido de que no hay reglas que no tengan excepción. La variedad de tratamientos melódicos, de arreglos y temáticas de su disco dan para hacer retratos exactos y sensibles de la vida y la muerte, el amor y la añoranza, la madre y la novia, el pupitre y el terrado.

Toni Subirana no ha tenido nada fácil su camino. Cuando empezó con sus canciones llenas de melodías inspiradas e interpretaciones emocionadas, los teclados y los secuenciadores habían estragado tanto los oídos de los programadores radiofónicos que no eran capaces de apreciar una canción que se podía cantar al oído.

Ahora si no sales en la televisión parece que no eres nadie. Y no hablo sólo de la música. Pero los paladares que saben apreciar donde hay arte, donde se transmiten sentimientos y sensaciones, saben que discos como Afectos especiales seguirán siendo válidos dentro de diez, de veinte, de treinta años… Y que los éxitos instantáneos de los concursos audiovisuales serán viejos dentro de tres meses. Canciones para paladear, para disfrutar a cada audición, para llegar a hacerlas tan personales para nosotros como lo son para Toni Subirana. Porque el artista siempre habla para nosotros, pero también por nosotros.

José Ramón Pardo

Tras un largo silencio discográfico, Toni Subirana presenta Afectos especiales. En este nuevo trabajo, el artista vuelve a dirigir su mirada hacia aspectos de la vida cotidiana, a veces con ternura, a veces con humor, y siempre con el rigor y la sensibilidad que caracteriza su obra y su interpretación, llena de matices y de fuerza dramática.

Algunas de las canciones que integran este trabajo, como Mamá y yo o Por una tontería –recientemente galardonada con el primer premio en un concurso de letras de boleros—, ya hace tiempo que Subirana las interpreta en sus conciertos. En ellos ha podido observar la reacción del público que, de alguna manera, es también responsable de la selección del repertorio de este disco. Esto explica, por ejemplo, la inclusión de una canción de Navidad, Querido belén; de un tema en catalán, Enriqueta; o de un poema musicado, Me gustas cuando callas, una pieza que el cantautor compuso hace unos años sobre un poema de Pablo Neruda y que ahora ve la luz coincidiendo con el centenario del nacimiento del escritor.

En definitiva, esta producción –totalmente acústica— intenta reflejar el directo y no al revés. Es por ello que este CD se ha grabado con los instrumentistas que acompañan al cantante en los conciertos y todos tocando a la vez. Así, se puede percibir la compenetración de los músicos con este artista que en el escenario se muestra como un chansonnier que sabe utilizar la voz y el gesto para dar a cada palabra la intención justa, interesando y conmoviendo al espectador.

Toni Subirana, acompañado de su grupo, presentó Afectos especiales con un recital en la sala Luz de Gas, de Barcelona.

Las canciones

Por una tontería

Incluso en las parejas bien avenidas, sucede a menudo que, cuando todo va sobre ruedas y nada parece que vaya a alterar el plácido discurrir del tiempo, estalla una discusión. Fui a buscar el motivo de estas disputas domésticas y encontré este bolero agridulce.

El amor en los tiempos del cole

Sin permiso de García Márquez, le quité la última sílaba al título de una de sus obras y buceé en mi pasado escolar y en el de los de mi generación. Quizá no sabíamos aún qué era el amor…pero era tan bonito no saberlo.

Mi amor, mi amiga, mi todo

¿Una declaración de amor, de principios o de buenas intenciones? Todo a la vez en este “te quiero” con swing.

Mamá y yo

Vals intrauterino que es también la evocación de unos años –los sesenta—que viví sin consciencia de vivirlos.

Los días que sí, los días que no

He llegado a la conclusión de que hay estas dos clases de días. Sí, sí, llamarme exagerado…

Enriqueta

Enriqueta es uno de esos personajes de los “decasadetodalavida”. Poco antes de dejar este mundo llegó a escuchar esta canción –la única en catalán del disco— que le dediqué por todo el cariño que, cucharada a cucharada, nos fue dando a lo largo de toda una vida dedicada a a nuestra familia, haciendo de cocinera y de “abuela pequeña”, como a ella le gustaba decir. Esta canción es también un homenaje a todas aquellas mujeres que, en los tiempos que corren, siguen conservando las tradiciones culinarias de nuestra tierra.

Quiero llorar toda la tarde

Canción catártica que escribí cuando me asusté al pensar en la posibilidad de la imposibilidad de llorar.

Como la niña que un día fue a jugar

A lo largo de la vida he reflexionado muchas veces sobre aquella canción popular que cantaban “Los payasos de la tele” titulada “Los días de la semana”. Al final, me he dado cuenta de que todos somos como esa niña que quería jugar pero siempre tenía algo más importante que hacer. ¡Qué se le va a hacer!

Nada cambiará cuando me vaya

Y un día descubres que sólo eres imprescindible para ti mismo…para bien y para mal.

Ven a veranear a mi terrado

Ni las aguas más transparentes de las islas más paradisíacas, ni las más doradas dunas divisadas desde los más imponentes veleros, podrán hacerme olvidar el placer de subir al terrado aquellos días de junio de mi adolescencia, a contemplar la franja azul en el horizonte de mi querida Barcelona.

Ir de duro no me va

En esta ocasión es el hombre el que, fané y descangayado, pide una segunda oportunidad. Esto para que luego digan que el tango es machista.

Me gustas cuando callas

A estas alturas no osaría musicar unos versos tan conocidos pero en mi adolescencia cometí este pecado de juventud del que no me arrepiento. Con los años, este poema de Neruda se ha vuelto habitual en el repertorio de mis conciertos y por eso me he atrevido a grabarlo, sólo con mi guitarra, como siempre lo he cantado.

Querido belén

En casa siempre hemos seguido la tradición del belén, nunca ha sido un belén de compromiso, como para cubrir el expediente, sino un belén minucioso y sentido. Hoy, cada vez más descreído, sigo creyendo en el belén.

Toni Subirana

FORMACIONES INSTRUMENTALES

Opción A

TONI SUBIRANA (Voz y guitarra)

Enric Colomer (Piano)

Eduard Altaba (Contrabajo)

Alfons Rojo (Guitarras, violín, acordeón, armónica y mandolina)

Dani Forcada (Percusión)

Juan Mena (Saxos, clarinete y flauta)

Opción B

TONI SUBIRANA (Voz y guitarra)

acompañado por:

Pep Pladellorens (Piano)

y

Alfons Rojo (Piano, guitarras, violín, acordeón, armónica y mandolina)

Opción C

TONI SUBIRANA (Voz y guitarra)

acompañado por:

Enric Colomer (Piano)

o

Alfons Rojo (Piano, guitarras, violín, acordeón, armónica y mandolina)

Opción D

TONI SUBIRANA (Voz y guitarra)

http://www.youtube.com/watch?v=X2aljHJ74Bg&feature=player_profilepage

http://www.youtube.com/watch?v=bGmOrrWCdwE&feature=player_profilepage

 


Comentarios cerrados