Toni Subirana con Charles Aznavour

Publicado el noviembre 11, 2011

Toni Subirana asistió al concierto que el decano de la canción francesa ofreció el pasado jueves 10 de noviembre en Montpellier. El propio cantautor nos cuenta como vio el concierto.

Charles Aznavour se llevó en la mano el disco que Toni Subirana le ofreció

El pasado jueves, como es habitual cada vez que Aznavour realiza una nueva gira, cual peregrino ávido de escuchar al gran maestro, acudí en compañía de mi hija mayor al concierto que ofreció en en el Zenith Sud de Montpellier. Esta vez la excusa era su nuevo disco Toujours. Y utilizo conscientemente la palabra “excusa” porque realmente es en lo que acaba convertido cada nuevo trabajo discográfico que lanza en los últimos decenios. El peso de una carrera impresionante repleta de canciones que han calado en el público hace que irremediablemente sus nuevas creaciones acaben siendo sólo eso, un motivo para volver con dignidad a los escenarios pero sin incorporarse de pleno a su equipaje musical… es una lástima pero es algo que les suele pasar a la mayoría de artistas consagrados. Y eso que también el último trabajo posee una incuestionable calidad,  tanto por la elección de los temas que trata que, aunque giran en torno a a argumentos ya visitados  siempre presentan un enfoque diferente, como por la autoexigencia formal con que los aborda. Ese rigor en la métrica, en la rima consonante, en la melodía…esa difícil conjunción, en suma, de todos los elementos que forman una canción y que cuando está bien resuelta ninguno se impone a otro.

Cantó siete de la docena de canciones que contiene su último disco pero de los inmediatos trabajos precedentes apenas un par, uno de ellos el tema Je voyage que ha pasado a ser un número habitual de su espectáculo por el dúo que comparte con su hija Katya que, a pesar de tener una bonita voz,  no piensa explotarla para hacer una carrera en solitario, como me confesó al final del show. A mi, la verdad, me gustaría que el resto del concierto lo ocuparan temas de las últimas cosechas pero es comprensible que no quiera defraudar al público y le contente con una pequeña, porque su repertorio es ingente, selección de clásicos: Il faut savoir, La mamma, Les plaisirs démodés, Emmenez-moi, Mes emmerdes, Hier encore, Ave Maria, Non je n’ai rien oublié…así hasta completar un programa de 24 títulos.

Pudimos seguirle desde la tercera fila y apreciar su sobria pero precisa gesticulación. Sorprende, sobre todo, que a sus 87 años posea aún esa capacidad de concentración para meterse de  lleno en los diferentes personajes que pueblan su cancionero y darle a cada frase el tono requerido, especialmente en las canciones recién salidas del horno, en las que no vale aquello de poner el piloto automático. Y no me refiero a su memoria para retener las letras –hace ya tiempo que usa pantallas en las que va pasando el texto y ahora incluso bromea con ello en público– sino a la fuerza que le mantiene dos horas largas evolucionando por las tablas, totalmente inmerso en sus canciones, sin flojear en su actitud escénica y  sin perder  ni por un momento el control de todo lo que le rodea, desde el acompañamiento orquestal –muy eficiente–  hasta los cambios de atmósfera que él mismo propicia con el fin de que  el espectador no pierda el interés en ningún momento .

Emociona ver como el público le quiere y le respeta.  Al final del espectáculo la gente se resiste a abandonar el recinto aún sabiendo que no va a obtener  ningún número de propina y los incondicionales se acercan al escenario para aplaudirle conscientes de estar viendo de cerca, quizás por última vez, a un monumento vivo de la canción.

Como siempre nos recibió muy afectuoso en su camerino al término de la actuación. En el rato que estuvimos charlando  mostró mucho interés por mi trabajo, algo que es de agradecer y que también dice mucho de su extraordinaria categoría artística.

El cantautor se presenta con un traje cruzado gris antracita

Para el cartel de la gira "En toute intimité", Aznavour ha echado mano de un dibujo que ya utilizó en 1987.

Tags: , , , , , , ,

Categorías: QUERIDOS Y ADMIRADOS COLEGAS


One Response