En el centenario del nacimiento de Nat King Cole

Publicado el marzo 3, 2019

El 17 de marzo de 2019 se cumplen cien años del nacimiento de Nat King Cole, me sumo a los homenajes reproduciendo un texto que escribí en un libro, aparecido en 1995, dedicado a ls grandes voces del siglo XX

 

IMG_20190318_002627_resized_20190318_122930454

Para el público español Nat King Cole fue durante mucho tiempo un cantante negro conocido por la canción “Ansiedad”  que interpretaba pronunciando la “j” de la palabra “salvaje” con una voluptuosidad y un exotismo irresistible…pero era mucho más que eso: un pianista  de jazz excepcional y un crooner personalísimo, descubrámoslo.

IMG_20190318_002655_resized_20190318_122930935 Primero, el pianista

 Nathaniel Adams Coles nació el 17 de marzo de 1919, en Montgomery, Alabama. Cuando sólo contaba cuatro años de edad se trasladó con su familia a Chicago.

Era el segundo hijo de un pastor protestante que de muy pequeño ya le orientó al estudio del piano. Su madre también le inculcó el amor a la música, ella dirigía el coro de la congregación en el que pronto participó el joven Nat.

Tomó como modelo al pianista Earl “Fatha” Hines y con su hermano mayor, Eddie, formó un grupo “The Roguers of rhytm” que daría paso al poco tiempo a otro liderado por su hermano, “Eddie Cole’s Solid Swingers” con el que llegaron a grabar varios temas y actuaron en los clubs de Chicago.

En 1936 la compañía de Eubie Blake  le contrató para hacer una gira por Estados Unidos con la revista “Shuffle along” que no llegó al final y Nat se las tuvo que ingeniar para sobrevivir tocando como músico de brasserie hasta que recaudó lo suficiente para trasladarse a Los Angeles. En esta ciudad, a finales de 1937, formó su propio grupo con el contrabajista Wesley Prince y el guitarrista Oscar Moore: el “Nat Cole trio” (a partir de ahí su apellido perdió la s).

Con algunos cambios a lo largo de su carrera (Wesley Prince fue sustituido por Johnny Miller y, en la última etapa, Oscar Moore cedió su puesto a Iruing Ashby), este grupo se estableció como uno de los pilares básicos del jazz durante toda la década de los cuarenta. Fue el primer trío que desarrolló la fórmula, base de muchas formaciones posteriores, de piano, contrabajo y guitarra, intercambiándose el protagonismo indistintamente.

 Oscar Peterson y Ray Charles reconocieron en el Nat Cole pianista un punto de referencia a la hora de edificar su estilo musical.  La característica de la ausencia de percusión se debe a un hecho inesperado: parece ser que el día de su debut en el Hollywood’s Swanee Inn, el percusionista no acudió y tuvieron que actuar sin él. Se las arreglaron tan bien que decidieron prescindir en lo sucesivo de los servicios del percusionista. Otra anécdota explica cómo nació el sobrenombre de “King”. Cuentan que durante una actuación con el trío, un hombre del público se le acercó entusiasmado para imponerle una enorme corona de papel mientras le gritaba “eres el rey”. La prensa recogió la anécdota y a partir de entonces pasó a ser conocido como Nat “King” Cole.

 El cantante

En 1946 el trío grabó el primer tema acompañado por una sección de cuerda, “Christmas song”, de Mel Tormé, que se convirtió en un éxito de primeraIMG_20190318_002725_resized_20190318_122900710 magnitud. A partir de ese momento daría preferencia a su faceta de crooner por encima de la de pianista, terreno en el que en su época se le consideraba uno de los más grandes según la crítica especializada de jazz. Pero el éxito comercial como cantante decantó la balanza hacia esta última actividad.

Aunque la discriminación racial jugó en su contra, Nat King Cole consiguió ser el primer cantante de color en ganarse el favor del público de raza blanca. La perfecta afinación de Cole, su esmerada dicción y la intención que ponía en las románticas melodías le convirtieron en el único rival de Frank Sinatra.

Curiosamente, a pesar de todas estas cualidades, la intención de Nat King Cole distaba mucho de la de ser un cantante. El azar eligió por él: Fue durante una actuación con el trío en un club de lujo, un cliente con dos copas de más le pidió insistentemente que cantara una canción a lo que Nat se negó, el dueño del club le ordenó que lo hiciera si no quería ser despedido y Nat tuvo que acceder. El resultado fue tan aplaudido que abriría una nueva faceta en su carrera.

El primer tema grabado con el trío que le daría popularidad como cantante fue “Sweet Lorraine”, en 1940,al que seguirían “Straighten up and fly right”, “(I love you) For sentimental reasons”, “(Get yor kicks) On Route 66”. A partir del éxito de Christmas song en 1946 su carrera como cantante iría en ascenso. En el 48 grabó por primera vez acompañado de orquesta, el tema era “Nature boy” y llegó al número uno de las listas americanas.

 Inolvidable Nat King Cole

 Durante los años cincuenta vieron la luz los standarts que hoy todos veneramos como “Mona Lisa”, “Too young”, “Smile” o el inolvidable (valga la redundancia) “Unforgettable”. En estas grabaciones contaba con el acompañamiento de las grandes orquestas del momento y con la colaboración de arreglistas tan  reputados como Gordon Jenkins, Nelson Riddle o Billy May, es decir los mismos que rodeaban a los crooners de primera fila como Frank Sinatra.

 También probó suerte en el cine, su mejor interpretación tuvo lugar en la película “St.Louis Blues” en el papel de William Cristopher Handy.

Un cáncer de pulmón acabó con su vida el 15 de febrero de 1965 cuando aún tenía muchos proyectos que realizar.

En 1991 su hija Natalie, que siguió con altibajos los pasos de su padre en la canción, lo “resucitó” para grabar a dúo (obviamente,con ayuda de la técnica) la canción “Unforgettable” en un álbum-homenaje a su padre que tuvo una fantástica acogida en todo el mundo y que sirvió para disparar las reediciones de los viejos discos de Nat King Cole.

Nat King Cole en español

 Durante muchos años se tuvo en España una visión muy limitada de Nat King Cole, que se reducía a los discos que había grabado en español. Era algo así como si Plácido Domingo sólo fuera conocido por un anecdótico disco de tangos.

El primer disco, “Cole en español”, fue grabado en Cuba, unos meses antes de la Revolución castrista y lo dirigió un músico cubano, Armando Romeu jr. Este disco incluía temas como “Adelita”, “Te quiero dijiste”, “Quizás,quizás,quizás”, etc.

Tuvo tan  buena acogida que grabó una segunda entrega tituladA “A mis amigos”,con arreglos y dirección de Dave Cavanaugh. Grabado en Brasil, combinaba  piezas en español y portugués como “Caboclo do rio” y “Nao tenho lagrimas” y fue el que le lanzó al mercado español con canciones como “Perfidia”, “Capullito de aleli”, “Aquellos ojos verdes”, “Fantástico” o “Ansiedad”. Esta última fue la pieza que le identificó durante mucho tiempo en España. Su castellano, a veces incomprensible por su acento norteamericano, le hizo muy atractivo para el público latino que veía en ese “defecto” un punto de exotismo.

Volvió a grabar en español, con arreglos y dirección de Ralph Carmichael, otro álbum, “De nuevo Cole en español”,que incluía “Piel canela” y “Solamente una vez” y que tendría menor repercusión  entre nosotros que el anterior.

Antonio Subirana

Tags: ,

Categorías: QUERIDOS Y ADMIRADOS COLEGAS


Comentarios cerrados