Adiós a Fats Domino

Publicado el noviembre 11, 2017

El pasado 24 de octubre falleció Fats Domino, incustionable pionero del rock & roll, rescato por ello esta breve semblanza del artista que publiqué hace unos años en una colección de música popular

descargaFATS DOMINO

 Fats Domino se puede considerar un precursor porque, aunque su estilo era el rhytm & blues, lo cierto es que, sin él saberlo, en los años cuarenta ya tocaba rock & roll. Nació el 26 de febrero de 1928 en el seno de una familia numerosa de Nueva Orleans.

 Empezó a tocar en un club nocturno con la banda de Billy Diamond donde trabó amistad  con el director de la orquesta, un trompetista llamado Dave Bartholomew que le abriría las puerta del negocio musical. Fue también en ese local donde le pusieron el mote “Fat” (gordo) por su oronda presencia. Este apodo llegó a dar nombre a su primer éxito en los albores de la década de los cincuenta, The fat Man (El gordo).

 Debido a la discriminación racial, tuvo un difícil acceso al público blanco que se nutría de la música negra pero adescarga (1) través de los “cover”,  versiones edulcoradas y desprovistas de agresividad que hacían cantantes blancos de los éxitos negros  originales. Pero hete aquí que esta, llamémosle injusticia, en principio en su contra se alió a su favor ya que fue a través de un especialista en interpretaciones espurias, Pat Boone, uno de esos chicos aseados y encantadores, promocionados entre público femenino, que una canción suya, Ain´t that a shame, se hizo enormemente popular atrayendo la atención del público blanco hacia su compositor, al que le pedían la primitiva versión. De esta forma en 1955 se colocaría en los primeros puestos de las listas de éxitos de todo el país. A partir de este despegue sus triunfos musicales se prodigaron (Blueberry hill, Walking to New Orleans, I’m in love again, Blue Monday, I’m ready).

En su técnica de acompañarse al piano,fruto de su experiencia tocando bogie en locales del Sur y en su suave tono de voz, radica su carismática personalidad. Aunque el mayor interés de su carrera se concentra en los años cincuenta, en las décadas siguientes consiguió buenos resultados con temas como Red sails in the sunset o la versión de Lady Madonna, de los Beatles, pero que desprovistos del clima innovador que presidía sus primeras creaciones sólo sirvieron para mantenerle en activo en un segundo plano.

©Antonio Subirana

Tags: , ,

Categorías: QUERIDOS Y ADMIRADOS COLEGAS


Comentarios cerrados