Los 90 años de Juliette Gréco

Publicado el febrero 2, 2017

La artista ha cumplido 90 años esta semana y con tal motivo recupero una entrada que escribí en 1995 para una enciclopedia de las grandes voces del siglo xx

Toni Subirana con Juliette Gréco

Toni Subirana con Juliette Gréco

 

imagesJulliette Gréco, nacida el 7 de febrero de 1927, representa la viva imagen del existencialismo. Sus cabellos largos, su negra y ceñida vestimenta, su delgadez, su palidez…han hecho llegar al mundo la idea del existencialismo aunque su “look” era tan contundente que el gran público se quedó con la forma y no con el fondo de la filosofía que representaba, algo que suele pasar a menudo en nuestra sociedad…los símbolos son más asequibles que la idea que venden, y la gente los adopta, por mimetismo, sin preocuparse de averiguar que hay detrás de ellos.

Su carga simbólica dentro del existencialismo no es gratuíta ya que su repertorio está firmado por lo más granado de la intelectualidad francesa del momento (Une fourmi de dix-huit mètres, de Desnos; La rue des blancs-manteaux, de Sartre, Si tu t’imagines, de Queneau; o la eterna Les feuilles mortes, de Prévert, las dos últimas con música de Joseph Kosma). Si tu t’imagines (Si te imaginas), está considerada la primera canción existencialista, pertenece al libro de poemas de Queneau L’Instant fatal, de 1948, y supuso una ruptura con el modelo de canción conocido hasta entonces, por eso fue recibida con polémica por parte del público adulto que quedó sorprendido y a veces escandalizado por el tema y por la interpretación. Pero también llegó como un sopló de aire fresco a aquella juventud intelectual que se arremolinó en torno a ella demandando más de “aquello”, lo que facilitó el rápido ascenso de artistas recién llegados. En cuanto a Les feuilles mortes (Las hojas muertas), Gréco fue la primera en interpretarla aunque se debe a Yves Montand su trascendencia internacional.

images (2)Si la comentada Si tu t’imagines supuso su bautizo artístico, la consagración le llegó con Je hais les dimanches (Odio los domingos) con la que enimages (1) 1952 obtuvo el “Gran Premio del disco”, importante galardón que otorga la S.A.C.E.M., la sociedad de autores francesa. Este éxito supuso también la valoración, por primera vez, de su autor, Charles Aznavour. Este le había propuesto la canción a Édith Piaf y esta  la había despreciado. Con el tiempo Juliette Gréco fue incorporando a su repertorio lo mejor de los mejores (Il n´y a plus d’après, de Guy Béart ; La Javanaise, de Serge Gainsbourg ; Jolie môme, de Léo Ferré…) y estableciéndose como una gran señora de la “chanson” con todas las virtudes y, por qué no decirlo, con todos los tics de la canción francesa en lo que a interpretación y puesta en escena se refiere: perfecta y sosegada dicción, sobriedad en el vestuario, gesticulación precisa y teatral…todo un ejemplo, en fin, de sofisticación.

Juliette Gréco también tuvo una activa presencia en el cine (Orfeo, obra surrealista de Jean Cocteau, en 1950 ; Las raíces del cielo, en 1958, de John Huston y junto a Erroll Flynn ; Elena y los hombres, en 1956, etc).

Antonio Subirana

Tags: ,

Categorías: QUERIDOS Y ADMIRADOS COLEGAS


Comentarios cerrados